Latest Entries »

trenpasajerospico
El viceintendente de General Pico, José Osmar García, planteó que ante la situación de despidos de los 21 trabajadores ferroviarios, que pertenecían a la Unidad Ejecutora Ferrobaires, el Gobierno Nacional los debería tomar e incorporarlos a Trenes Argentinos, la empresa operadora del sistema ferroviario.
García, uno de los principales referentes del movimiento por la vuelta del tren a La Pampa, dijo que la noticia de los despidos lo tomó por sorpresa. “Estoy preocupado y muy mal. Son 21 trabajadores que se quedan sin nada y muchos de ellos próximos a jubilarse“, expresó a Diario Textual.

El funcionario piquense manifestó su “pequeño optimismo” en que el Gobierno Nacional tome a estos empleados y explicó que desde hace un par de meses los empleados de la Unidad Ejecutora estaban pasando a Trenes Argentinos en otras partes del país. Además, aseguró que el servicio de tren de pasajeros “está suspendido, no levantado”.

“Eran dos empresas que operaban el servicio. Cuando teníamos el servicio de tren, los pasajes se pagaban arriba del tren, no en la boletería. Pero los trabajadores de Ferrobaires se encargaban del mantenimiento de las estaciones de trenes. Sin ellos, ahora, los edificios se van a venir abajo, lamentablemente”, dijo García.

El viceintendente también aclaró que los contratos de cada empleado lo pagaba el Gobierno Provincial. “Al disolverse la Unidad Ejecutora, que pasó a pertenecer al Estado Nacional, si ellos no los toman quedan sin trabajo”, agregó.

Puente

José García afirmó que solo resta reparar el pilote de un puente en el río Salado, para que el tren de pasajeros que ahora llega a Bragado, siga a La Pampa.

Y remarcó que el tren para llegar a Santa Rosa o General Pico desde Buenos Aires tiene 623 kilómetros de recorrido y 523 km pertenecen a provincia de Buenos Aires. “Supongo que a la gobernadora María Eugenia Vida le debe interesar que el tren siga a 9 de Julio, Pehuajó, Trenque Lauquen o Pellegrini”, expresó.

“Hay que seguir luchando para que cuando los puentes estén terminados, el tren de pasajeros vuelva a La Pampa. En eso no vamos a bajar los brazos. Pero desconozco cuando podrán terminar con esas obras”, sostuvo García.

Y ratificó que el tren de pasajeros une los pueblos. “Al Gobierno Nacional le interesa afianzar el sistema aerocomercial y unen ciudades importantes. Ahora, el tren une a los pueblos. Es una inversión social, no un gasto. En el mundo, los transportes están subsidiados, porque el paso del tren moviliza la economía de todos los pueblos”,

Anuncios

Así lo confirmó Javier Thompsen esta mañana en conferencia de prensa brindada en las dependencias del gremio.

Thompsen indicó que en total son 21 empleados los que cesarán en sus labores a partir del día 1 de diciembre, y según indicó, les estarían denegando la indemnización por haber estado precarizados por un tiempo superior a los 20 años.

La mayoría de los trabajadores despedidos son de General Pico, 3 de Santa Rosa y 1 de Toay. Inclusive habría alrededor de 3 o 4 que ya estaban a punto de jubilarse.

La  medida anunciada en agosto pasado fue anulada tras advertir que “generó interpretaciones encontradas”. El Gobierno nacional dio marcha atrás y derogó un decreto presidencial que otorgaba al Ministerio de Transporte la facultad de clausurar ramales ferroviarios y proceder al levantamiento de las vías y demás instalaciones, al advertir que “generó interpretaciones encontradas”.

Se trata del decreto 652/2017, firmado en agosto pasado y que había despertado cuestionamientos de sectores de la oposición y gremios ferroviarios, e incluso había motivado que la comisión de Obras Públicas de la Cámara de Diputados invitara al titular de la cartera de Transporte, Guillermo Dietrich, para que explicara los alcances de la medida.

Ante esta situación, el Poder Ejecutivo Nacional dispuso derogar la disposición mediante el decreto 883/2017, que se publica en el Boletín Oficial con las firmas del presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el ministro Dietrich.

En los considerandos se remarcó que el decreto cuestionado “generó interpretaciones encontradas” y, “en tal sentido y a los fines de no dejar duda alguna de la política ferroviaria impulsada por el gobierno nacional, resulta oportuno y conveniente la derogación” del mismo”.

La medida ahora derogada delegaba en Transporte “la facultad de clausurar ramales ferroviarios en forma definitiva y proceder al levantamiento de las vías y demás instalaciones ferroviarias“.

En IDEA, Macri pidió a los empresarios y los gremios discutir un cambio en la ley.

Con cautela, el gobierno sigue cerrando encuentros con la CGT para avanzar con la reforma laboral al tiempo que Mauricio Macri alentó hoy al sector privado “a sentarse a una mesa para discutir de buena fe cómo se defiende el trabajo”.

Según pudo saber LPO de fuentes que siguen de cerca las negociaciones entre el gobierno y los gremios, la reforma avanzará por etapas. “Para ponerlo en términos simples, de un temario de hipotéticos diez puntos tres están cerrados, cuatro se siguen discutiendo y tres están complicados”, explica.

No hay chances de una ley definitiva que imponga varias reformas a la normativa actual. Por el contrario, lo que se planea es avanzar con etapas y desde varios abordajes.

Lo que impera por estas horas es un buen nivel de diálogo con importantes líderes de la CGT como Rodolfo Daer, Luis Barrionuevo, Gerardo Martínez y José Luis Lingeri.

El problema -explican- es que muchos acuerdos se frenan en la negociación con Hugo Moyano como consecuencias de intereses personales del líder camionero.

Uno de esos puntos de conflicto es la presión del gobierno sobre OCA. Se sabe que el presidente decidió avanzar sobre la empresa de correo privado que maneja Moyano desde las sombras. El otro punto es la AFA, donde Moyano es parte de una compleja coalición que gobierna -no sin tensiones- el fútbol argentino. Según fuentes que están al tanto de la negociación, el camionero lleva esos intereses a la discusión por la reforma laboral.

Las etapas que casi tienen luz verde son el blanqueo de trabajadores y una Agencia de Capacitación Laboral tripartita integrada por el gobierno, los privados y la CGT. Esa agencia unificará todos los cursos y capacitaciones que brinda el Estado en diferentes agencias, organismos y ministerios.

La idea es preparar allí a los trabajadores en los avances tecnológico que impone el mercado. Según confían las fuentes, nadie rechazaría ese punto y se está en condiciones de avanzar. Más adelante, se zambullirán en puntos más barrosos como las indemnizaciones.

Hay un punto importante en la discusión de cara al trámite de la ley en el Congreso: Toda la negociación debe ser acordada con la CGT. El punto es que la condición sine qua non que impuso el senador del PJ, Miguel Ángel Pichetto, es que nada que no venga con acuerdo de esa estructura sindical será avalada por el peronismo.

Las primeras definiciones de la ley comenzarán a subir a la superficie después de la elección del 22 de octubre. Es que en el gobierno analizan que poner en discusión cualquier punto de la ley será darle argumentos a Cristina Kirchner.

“Todos en una mesa”

Esta tarde, el Presidente cerró el Coloquio de IDEA. Allí, aseguró que “hay muchos miedos y mucho conservadurismo” en torno a una eventual reforma laboral y consideró que “el gobierno, el sector privado y los sindicatos deben sentarse a una mesa para discutir de buena fe cómo se defiende el trabajo”.

El jefe de Estado aseguró además que “el rol del empresario es fundamental porque tiene mucho para aportar” en el crecimiento del país.

“El gobierno tiene que generar una macroeconomía sana, bajando la inflación y el déficit fiscal con un sendero gradual y un plan de infraestructura agresivo, tanto con obras públicas pero también a nivel digital”, fundamentó el mandatario.

Asimismo, el presidente rechazó las afirmaciones respecto de que “gobierna para los ricos”, y remarcó que algunos sectores utilizan esa frase para “descalificar” su figura.

“Los argentinos deben alejarse del pesimismo crónico y no resignarse a cumplir los sueños. Estamos ante una gran oportunidad y es hora de multiplicar los sueños”, enfatizó.

El Confederal se reunió en La Fraternidad y acordó “seguir con las negociaciones”. No habrá marcha por el 17 de octubre.

La CGT se reunió sin los Moyano y descartó realizar medidas contra el Gobierno para antes de las elecciones generales del 22 de octubre.

La decisión del máximo órgano ejecutivo de la central obrera fue comunicada a la prensa al finalizar la reunión, caracterizada por las ausencias del secretario gremial de la CGT, Pablo Moyano, y su padre Hugo, ex referente de la organización sindical.

“Con 192 compañeros delegados presentes, los resultados son haber avalado lo actuado por el Consejo Directivo de la CGT y seguir adelante con la ronda de negociación con el Poder Ejecutivo”, enfatizó el triunviro Héctor Daer en una conferencia de prensa brindada tras el encuentro en el Teatro Empire de la zona porteña de Congreso.

En el encuentro quedó en minoría la posición de convocar a una huelga contra la eventual reforma laboral del Ejecutivo.

Leonardo Fabré, el titular del gremio de trabajadores de Anses y muy crítico del Gobierno, sugirió realizar una movilizazión a Plaza de Mayo para el 17 de octubre, Día de la Lealtad peronista, pero no consiguió respaldo.

“Una vez que termine la ronda de negociación, si no hay respuestas concretas a los problemas planteados, el Consejo Directivo quedó facultado para tomar una medida de fuerza después del 22 de octubre”, dijo Sergio Palazzo, también jefe de la Corriente Federal de los Trabajadores (CFT), que se había alejado de la CGT.

Sin embargo, Schmid lo cruzó en la conferencia de prensa al sostener que “hubo una facultad al Consejo Directivo para llevar adelante medidas de protesta de no prosperar el diálogo, pero agradecería que no le empecemos a poner fechas o a establecer límites a cuestiones que no formaron parte precisa del debate”.

El también secretario general del Sindicato de Dragado y Balizamiento, cuando se le preguntó si la ausencia de los Moyano restaba contundencia a lo decidido en el encuentro de hoy, contestó: “Es cierto que no concurrió el secretario Gremial del Consejo Directivo”.

“Pero la delegación de Camioneros estaba presente y acompañó orgánicamente la resolución que tomó el Comité Central Confederal”, finalizó Schmid.

  El director de Agricultura, Carlos Ferrero, precisó que en los últimos años se ha producido un cambio en el uso del suelo, por razones económicas y decisiones empresariales que han tomado los productores para maximizar su renta.

Han abandonado la rotación de cultivo por el monocultivo de soja, lo que trae como consecuencia una serie de efectos que repercuten sobre todo en el consumo del agua, generando una acumulación sucesiva año tras años, produciéndose de esta manera el ascenso de la napa freática.
En una rotación con 4 años de pastura y los otros 4 rotación de cultivos de invierno y verano, rotación que se veía a menudo en los campos pampeanos hace unos años atrás, se generaba entre 104 y 156 toneladas de raíces por hectárea y solo el 28% de las precipitaciones caía con suelo sin cultivo. En un monocultivo de soja se genera entre 24 y 48 toneladas por hectáreas de raíces, y el 46% de las precipitaciones ocurren con el suelo sin cultivo según información aportada por el Dr. Alberto Quiroga, en una jornada realizada en General Pico en agosto de este año.
Al generarse menor cantidad de raíces se explora una porción más pequeña del perfil del suelo y el consumo de agua en esta rotación de monocultivo de soja llega a los 600 mm. al año. Si lo comparamos con una pastura donde el consumo es de alrededor de 1.200 a 1.500 mm. al año, esto genera en los años de excesivas precipitaciones una recarga constante de la napa.
Se ha producido además un aumento considerable en las precipitaciones en los últimos años, a lo que el productor de la zona semiárida no ha reaccionado a tiempo y siguió aplicando tecnología tendiente a la conservación y captación de agua. La siembra directa, la realización de un cultivo por año, dejando barbechos largos sin cultivos en la superficie y eliminando químicamente las malezas para dejar los lotes sin ninguna especie que consuma agua en un periodo largo de tiempo, fomentando de esta manera la recarga del suelo hasta el punto de saturación.
La falta de gramíneas en la rotación, especie que colabora con la generación de poros y la estabilidad estructural del suelo, hace que estos hayan perdido en algunos casos la capacidad de infiltrar agua, haciendo que parte del agua precipitada en las lluvias escurriera hacia los bajos, generando problemas de anegamientos y lagunas.
Según el Dr. Ernesto Viglizzo, parte del ascenso freático puede ser atribuido a los mayores ingresos de agua y parte a una expansión rápida de la frontera agrícola que alteró el balance hídrico regional durante los últimos 30 años. Por lo tanto la adaptación a un nuevo régimen hidrológico es inevitable y se requiere tanto de estrategias exógenas de ordenamiento territorial tranqueras afuera, como estrategias autónomas impulsadas por el productor agropecuario tranqueras adentro.
Las estrategias autónomas requerirán un replanteo de los sistemas de producción en los cuales las pasturas y la ganadería en rotación con la agricultura recuperen un protagonismo perdido en la región y la forestación aparezca como una alternativa inteligente para el control y manejo de los niveles freáticos.

Reiteró que no habrá una reforma laboral como Brasil. Los temas de negociaciones.

Jorge Triaca fue al consejo directivo de la CGT a ratificar que no hará una reforma laboral a la brasileña y garantizar que el paro general anunciado por Juan Carlos Schmid quedó en la historia.

Triaca ya se los había garantizado a los miembros del triunvirato en una reunión privada, donde adelantó la agenda que describió ante el resto de los gremios.

“Se ha tendido un puente de diálogo, con comisiones para trabajar en cuestiones concretas como formación profesional e incorporar a las Pymes a los efectos de poder generar empleo y mejorar las prestaciones de obras sociales”, confirmó Romero.

El docente fue uno de los que animó a Schmid el 22 de agosto, cuando el moyanista convocó a un comité confederal el 25 de septiembre para iniciar un plan de lucha, que incluya un paro general.

Su desafío descolocó a sus pares del triunvirato de conducción, Héctor Daer y Carlos Acuña, que lo entendieron como una furia de Pablo Moyano, muy activo esa tarde.

De todos modos, otros sindicalistas de peso creen que sólo con amenazas así el Gobierno congelará una reforma laboral severa.

El confederal se hará de todos modos el 3 de octubre y Romero no descartó el debate sobre si dar o no un plan de lucha, aunque definió como un éxito la visita de Triaca.

“Si el ministro vino a la casa de la CGT, está diciendo muy claramente quiénes son los interlocutores de los trabajadores”, señaló.

Triaca insistió en que “la reforma brasileña no es un espejo para Argentina y que si bien “hay muchos temas que trabajar en agenda”, se avanzará “entendiendo que a partir del consenso se generan políticas duraderas”.  Y abogó por incorporar al “sector empresario y las provincias” al debate sobre modificaciones en el sistema de trabajo.

Además, indicó que “no se abordó” en el encuentro la eventualidad de un paro sindical, tras lo cual destacó que “dada la posibilidad de dialogar y construir acuerdos”, una medida de fuerza “no está en debate”.

La agenda conjunta, informó Triaca, incluye aspectos como la “informalidad laboral, fiscalización, capacitación y formación profesional continua”, además del impulso de una “agencia científica de evaluación y técnica de la salud” y una eventual “ley de prevención de accidentes del trabajo”.

Al respaldo de Héctor Daer, se sumó Antonio Caló que también apoyaba a Randazzo.

Los dirigentes de la CGT que respaldaron a Florencio Randazzo en las primarias empezaron a blanquear su apoyo a Cristina Kirchner de cara a octubre, en una jugada que tiene como trasfondo la idea de fortalecer a la oposición en el Congreso, temerosos de la reforma electoral que planea el Gobierno.

El fin de semana lo hizo el triunviro Héctor Daer, que era hasta hace poco uno de los más duros con el kirchnerismo, pero ahora afirmó que en octubre apoyará a la lista que más fuerza le pueda hacer a Cambiemos en la provincia de Buenos Aires. “No tengas dudas”, respondió ante la consulta de si se inclinará por el voto útil.

Este martes, el que anunció su viraje fue el titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, otro de los pesos pesados que apoyaba al ex ministro del Interior. “Los compañeros peronistas tienen libertad de acción para elegir a quién más le guste, en el caso nuestro quién nos representó fue Randazzo. Ahora si los compañeros ven que el voto útil está en otro lado, lo pueden hacer”, planteó el ex jefe de la CGT.

“Lo quiero mucho al Flaco Randazzo, pero quiero que (Jorge) Taiana sea senador, porque no sería un senador más…Yo quiero que sea Taiana”, planteó Caló, sin dejar dudas. “No es lo mismo para mí que Taiana sea senador que haya otro senador que no sea del Partido Justicialista”, añadió el metalúrgico.

El respaldo de Daer y Caló a la lista de Cristina implica nuevos golpes para Randazzo, pero sobre todo marca un giro importante de la cúpula de la CGT respecto a la ex presidenta, de quien no querían saber nada desde diciembre de 2015.

Pero en la central obrera ven que un triunfo del Gobierno en la elección clave de la provincia de Buenos Aires podría envalentonar a Mauricio Macri para avanzar con los proyectos más espinosos para la CGT, sobre todo con la reforma laboral aunque también con otros como la previsional, avances sobre las obras sociales o sobre las elecciones en sindicatos.

Es por eso que al mismo tiempo que firmaron la tregua con el Gobierno y descartaron la posibilidad de un paro general antes de las elecciones, en la CGT empezaron a apostar más decididamente a la candidatura de Cristina para tratar de fortalecer a la oposición en el Congreso después de diciembre.

Otro dato que surgió en las últimas horas es el posible acercamiento entre Hugo Moyano y Cristina Kirchner que estarían gestando en secreto algunos intermediarios. El que ya empezó a acercarse más concretamente es Pablo Moyano, que días atrás se mostró con dirigentes kirchneristas como Hugo Yasky, candidato a diputado nacional de Unidad Ciudadana, y Roberto Baradel (en un encuentro en el que también estuvo el triunviro Juan Carlos Schmid), al tiempo que se acerca al bancario Sergio Palazzo.

El secretario gremial de Camioneros no se expresó abiertamente a favor de Cristina, pero bastante elocuente: “Ojalá que sea el voto de los trabajadores y de la gente que se siente excluida de este modelo económico el que le ponga un freno a este Gobierno”.

ENTREVISTA A GUILLERMO FIAD, PRESIDENTE DE TRENES ARGENTINOS INFRAESTRUCTURA – El funcionario sostuvo que el Plan Belgrano Cargas en el norte del país permitirá “reducir los costos de toda la cadena de producción”. Detalle de las obras en marcha y los tiempos para su finalización.
Belgrano sur. Guillermo Fiad, al inaugurar dos nuevas estaciones de la línea en La Matanza: González Catán e Ingeniero Castello.

Belgrano sur. Guillermo Fiad, al inaugurar dos nuevas estaciones de la línea en La Matanza: González Catán e Ingeniero Castello.

“El Plan del Belgrano Cargas colabora con la competitividad de la economía argentina, ya que te permite reducir los costos de toda la cadena de producción”: así lo afirmó Guillermo Fiad, titular de Trenes Argentinos Infraestructura, el cual estimó que la obra estará finalizada para 2019. Además, señaló que el Gobierno firmó un acuerdo con China para la construcción del Plan San Martín, que permitirá unir a Mendoza y San Juan con los Puertos de Buenos Aires, Rosario y Bahía Blanca.

Periodista: ¿Cómo viene el avance del Belgrano Cargas?

Guillermo Fiad: El Belgrano Cargas es el primer proyecto de renovación total de vías del sistema de transporte de cargas ferroviario en la Argentina. Para poner en un marco tenemos unos 19.000 kilómetros de vías que están muy deteriorados y deben ser renovados para poder tener un sistema de cargas que funcione y transportar un mayor porcentaje sobre la carga total que el actual (alrededor del 5%). Tenemos que apuntar a alcanzar un 10% o más en los próximos años. Para eso tenemos que renovar o mejorar toda la red.

P: ¿Qué impacto tiene este proyecto sobre la actividad?

G. F.: El proyecto es un multiplicador de la actividad por todo el crecimiento que produce durante su construcción. A diferencia del Gobierno anterior, estamos comprando durmientes en la Argentina; le dimos la oportunidad a la industria nacional y reactivamos una actividad que estaba parada. Hoy en día se están fabricando 1.700.000 durmientes para la renovación de la obra. Logramos reactivar seis fábricas, con el aumento de empleos que eso implica. Construir vías también demanda logística; el proyecto también permitió reactivar a esta industria, junto con la del balac, que es la piedra que se llevan. El Belgrano Cargas lleva 5,5 millones toneladas de piedra. Imagine la logística que se necesita de camiones y la actividad que genera en minas que estaban paradas.

P: ¿Y a futuro?

G. F.: Este proyecto colabora con la competitividad de la economía argentina, ya que te permite reducir los costos de toda la cadena de producción. Por ejemplo, un productor en Tucumán, que hoy mueve sus productos por camión más de 1.000 km de distancia hasta Jujuy y Salta, se verá beneficiado por todo este sistema nuevo.

P: ¿A qué velocidad irán?

G. F.: Obras de esta magnitud, nunca. Desde que se hicieron, hace más de 100 años, nunca se renovaron en esta magnitud. Por eso estamos en una situación tan precaria como la actual, pese a que empezamos a mejorar de a poco. La velocidad promedio del sistema es apenas 10 kilómetros por hora, donde tarda varios días en transportar la carga 2.000 km a Salta, por ejemplo. Eso lo vamos a cambiar mejorando la infraestructura, el material rodante -locomotora y vagones- y la gestión. Un dato importante es que de un nivel de deterioro en la carga en los últimos años, con mejor gestión, solamente, en 2016 se paró esa tendencia, se estabilizó y esperamos crecer a partir de 2017. Para el mediano y largo plazo ya estamos construyendo 1.600 km de renovación del Belgrano Cargas. Es un proyecto integral que va a permitir a los productores de las economías más alejadas del puerto evacuar sus productos de manera más competitiva y como alternativa al camión, donde los costos son excesivos. Hay muchas áreas en el norte que no se ponen a producir debido a los elevados costos y este nuevo Plan los beneficia.

P: ¿Cómo viene el desarrollo de la infraestructura?

G. F.: Ya estamos generando trabajo. En la primera etapa (500 km) hemos construido casi 150 km. y empezaremos la segunda, de otros 500 km. en octubre. En marzo del año que viene arranca la tercera etapa para cubrir los 600 km. restantes. Hacia fines de 2019 estaríamos completando el proyecto. Además estamos licitando puentes, estamos transformando el ferrocarril y estamos cerca de firmar un acuerdo con China para la financiación del plan San Martín, que va hasta Mendoza. Esperamos que se concrete el año que viene para así poder comenzar. Son más de 1.600 km. de vía nueva que permitirá comunicar Mendoza y San Juan con los puertos de Rosario, Buenos Aires y Bahía Blanca.

P: ¿Cuánto será el tiempo de construcción?

G. F.: Aproximadamente serían entre 24 y 30 meses porque vamos a utilizar un sistema de construcción nuevo. Vamos a implementar, en al menos una parte de la vía, un sistema de construcción continua, que va a permitir acelerar los tiempos. También estamos trabajando en el proyecto de Vaca Muerta que, a diferencia de los otros, se va a utilizar la infraestructura existente entre Bahía Blanca y Cipolletti. Estamos trabajando con compañías petroleras, que son las principales demandantes de arena para el fracking. Todo esto se desarrolla dentro de un marco de mayor competitividad, que permite que en los segundos 500 km. del Belgrano Cargas estemos ahorrando aproximadamente un 24% de lo que teníamos pensado invertir gracias a un consorcio argentino-brasileño, lo que nos permitirá hacer más obras.

P: Respecto de la interconexión Retiro-Constitución… ¿Cómo viene la obra?

G. F.: Ya estamos inmersos en la Red de Expresos Regionales. Se está haciendo el soterramiento del Sarmiento y ya hay 1.300 metros perforados y de túnel realizado. Estamos renovando estaciones, hemos renovado aproximadamente 24 y tenemos 75 en proceso; estamos electrificando, cambiando cables que están hace más de 100 años, adaptando la señalización para tener un sistema de frenado automático y renovando vías. Se está trabajando en la electrificación de la línea San Martín, que une Retiro con Pilar. Ya están en construcción dos viaductos que van a permitir unir el Belgrano Sur con Constitución, para integrar a La Matanza. También el viaducto San Martín. El próximo que saldrá por licitación de la Ciudad de Buenos Aires es el ramal Mitre, que eliminará decenas de pasos a nivel, mejorando la circulación en la Ciudad de Buenos Aires y la seguridad vial. El plan de inversiones es bien agresivo. Estamos buscando distintas formas de financiarlo con esfuerzo del Tesoro Nacional y con préstamos de distintas entidades, como el Gobierno japonés.

ACTO EN PLAZA DE MAYO DESDE LAS 15. MOYANO ALIENTA CONFRONTACIÓN. DESACOPLE CON LOS “GORDOS” – El palco en la plaza será una radiografía de la central: prometen ausencias por disconformidad.
Mariano Martín

MARIANO MARTÍN

El futuro a corto plazo de la CGT, con la posibilidad de una ruptura entre dos grandes bloques, y la inminencia de un paro nacional contra el Gobierno cuando incluso es sólo una minoría la que lo promueve serán las dos grandes incógnitas que develará hoy la marcha a Plaza de Mayo de la central. Será una puesta en escena del poderío de Hugo Moyano y de sus aliados, que esperan hegemonizar un próximo reordenamiento de la organización con el eventual fin del triunvirato y su reemplazo por un jefe en soledad. Hasta anoche estaba previsto que sólo hablará el portuario Juan Carlos Schmid, que reporta en lo formal al camionero.

De un vistazo al palco se podrá saber el destino a corto plazo de la CGT: una presencia mayoritaria de los miembros del Consejo Directivo será una señal a favor del sostén de la frágil unidad interna, en tanto que las ausencias de varios dirigentes de peso, como se prevé que sucederá, dará una pauta inequívoca de una ruptura en ciernes. Los principales convocantes prevén una concurrencia masiva (los más optimistas hablan de 300 mil personas), pero los mayores aportes pasarán por Moyano -que además de organizar el acto espera salir de esta etapa una vez más como principal interlocutor ante Mauricio Macri-, sus gremios afines, las dos CTA y los movimientos sociales.

Ayer, mientras las segundas líneas planificaban la marcha, que comenzará a las 15 y terminará cerca de las 17, las cabezas de los gremios más representativos elucubraban escenarios y alimentaban sospechas contra sus rivales internos.

Una primera certeza: como adelantó el viernes este diario, promete ser significativa la merma en el aporte de asistentes de los grandes gremios de servicios, los denominados “gordos”, disconformes con que se hubiera confirmado la marcha a pesar de un resultado en las PASO que interpretaron como favorable al Gobierno, y por ende, motivo para revisar la convocatoria.

Comercio, el mayor sindicato de la Argentina, avisó ayer que dejó de lado la idea de manifestarse en la puerta de su propia organización y le informó a este diario que ni siquiera promoverá ese acto de presencia simbólica. En una línea similar, Sanidad y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) prevén en el mejor de los casos aportar una columna modesta de afiliados, lejos de su potencial masivo de movilización.

Ayer, en tanto, surgió un nuevo interrogante que sacudió la organización del acto: los dirigentes que subirán al palco. De los 37 miembros del Consejo Directivo (los triunviros Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, los otros 24 secretarios y 10 vocales) se prevé que algunos no irán y que varios optarán por permanecer junto a sus afiliados en las columnas de concurrentes. Las razones son varias: algunos lo harán para evidenciar el malestar interno por una convocatoria que no comparten. Otros, porque se confirmó que subirán al escenario concurrentes de otros sectores como los jefes de las dos CTA, Hugo Yasky y Pablo Micheli, y referentes de organizaciones sociales.

“Voy a subir al palco si los que están son dirigentes de la CGT. De lo contrario, me quedaré abajo con mis compañeros”, le adelantó a este diario Omar Maturano, de los ferroviarios de La Fraternidad. El gremialista confirmó de todos modos así su participación en el acto y cuestionó con ironía a los eventuales ausentes: “Los que no van a ir será porque sus trabajadores están bien”. La alusión pareció apuntar a Comercio y Sanidad aunque también entre los gremios del transporte había dudas respecto del aporte de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que el viernes a última hora cerró su paritaria para los choferes de larga distancia con la colaboración del Gobierno.

El docente Sergio Romero (UDA) avisó que su columna “será de las más numerosas, por respeto a la institucionalidad de la CGT”. Puertas adentro, su gremio debatía anoche si subir al palc