La enseñanza de las anteriores generaciones.

Con 55 años de edad y 30 de servicio, ni un día menos ni un día mas, iniciando los trámites con la antelación debida y aconsejada por Anses, el 26 de enero, dejo la actividad de Conducción de Trenes, para pasar a percibir la jubilación de privilegio el Compañero Bogarin Mario Geronimo.

Colaborador incesante de nuestra organización, participante activo en comisiones de la sociedad administradora de albergues, desarrollo también tareas en la formación de aspirantes y cursos de conductores de trenes en la empresa Ferrocarriles Argentinos, donde postulo y consiguió el nombramiento de instructor de la escuela Técnica de Formación de Conductores de La Fraternidad.

Posteriormente La empleadora privada, siendo el único Instructor nombrado con conocimiento de locomotora GR 12, le negó la posibilidad de capacitar conductores, entendemos fue parte de uno de los tantos caprichos equívocos operativos y políticos de esta última etapa ferroviaria, con la cual el compañero debió lidiar.

No es una mención exagerada, no es ni más ni menos que una –entre tantas- la premisa que nuestros compañeros de generaciones anteriores no inculcaron.

Sentimos si, la obligación de hacer notar este dato que para la seccional General Pico, del Sindicato La Fraternidad, no es un dato menor, es el primer compañero, que por turno cronológico, le ha llegado la edad para jubilarse y a optado, con el asesoramiento de la militancia activa, por tomar la histórica decisión de que cumplido los requisitos técnicos necesario para acogerse al beneficio jubilatorio, se retiro de la actividad de conducción.

Anuncios