El diario de Bahía Blanca lo presentó como un ex presidente y Jefe del Ejército argentino. Ni una palabra sobre los crímenes de lesa humanidad que cometió.
Nadie se alegra por la muerte del otro, pero si debemos alegrarnos que un genocida como Jorge Rafael Videla muriera preso en una cárcel común, como responsable del mayor genocidio ocurrido en nuestra patria.
Fue un ser despreciable que nunca se arrepintió de los crímenes producidos por la más sangrienta dictadura cívico militar que se instauró en el país en marzo de 1976.

Frente al repudio generalizado de la sociedad argentina a ese ser despreciable que murió sin decir nunca donde estar los muertos, los desaparecidos, los nietos apropiados, un diario argentino, La Nueva Provincia de Bahía Blanca, acaba de publicar la noticia. Leerla estremece.la nueva provincia
Titula su portal digital que “A los 87 años dejo de existir el ex presidente Videla”. Según el diario conducido por Vicente Massot, murió un ex presidente, no un dictador genocida.

Ya en el cuerpo de la nota, señala que el deceso fue confirmado por la presidenta de la Asociación de Familiares y Amigos de Presos Políticos de la Argentina (AFYAPPA), Cecilia Pando, quien agrega que “anoche no se sentía bien, no quería cenar y esta mañana lo encontraron muerto en la celda”.

Anuncios