La propuesta prevé ingresar desde La Pampa a Alvear y desde allí a Monte Comán. Luego se bifurcará una red hacia San Rafael y Malargüe, y otra hacia el norte de la provincia. Ya se acordó la reparación de la primera etapa de las vías y se solicitó que se destine material rodante a la zona.

mapa
Desde hace un tiempo, nuestro diario viene indicando que eran cada vez mayores las posibilidades de que el ferrocarril llegara al sur de la provincia, gracias al fuerte trabajo que está haciendo el consorcio Unión Pacífico.

En este marco, días atrás el gobernador Francisco Pérez y el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, confirmaron que habrá reparación de vías para que el tren llegue desde La Pampa al sur de Mendoza. Asimismo, hay que recordar que el titular del consorcio, el intendente de Realicó -Facundo Sola- pidió que se entregue material rodante para la zona.

Entonces, resulta importante detallar cómo será la distribución de la vuelta del tren a Mendoza y el eje central que tendrá en el sur provincial.

Si bien se planteaba que el tren podía llegar a volver por el norte, ingresando por el San Martín desde San Luis (por donde actualmente sale el Belgrano Cargas desde Palmira), la puerta de ingreso será el sur provincial, más teniendo en cuenta que el tren llega actualmente hasta La Pampa y sólo faltan un par de kilómetros para entrar a Mendoza.

El ingreso será desde las viejas vías del Sarmiento, por Canalejas y las viajas estaciones de La Mora, Los Huarpes y Bowen, hasta llegar a Alvear.

Desde allí se puede bifurcar hacia San Rafael y Malargüe (potenciando el cruce del Pehuenche) y también hacia el norte, mediante un nodo fundamental como lo es Monte Comán, distrito ferroviario por excelencia.

Desde Monte Comán saldría hacia Goudge, Salto de las Rosas, Rama Caída, Pedro Vargas (desde donde se puede hacer el cruce por los puentes hacia Capitán Montoya y Ciudad), Cuesta de los Terneros, El Nihuil y desde allí a El Sosneado y Malargüe.

Hacia el norte, el tren continuaría desde Monte Comán hacia Guardales, Arístides Villanueva, Ñacuñán, Lencinas y -desde allí- a la Ciudad de Mendoza.

Esto es importante también para lograr una conexión directa con San Juan, donde recientemente se habló de la posibilidad de recuperar el tren de cargas, que necesita la reparación de unos 85 kilómetros de vías.

Este proyecto ayudaría a brindar servicios de transporte de pasajeros y facilitaría la salida a las producciones regionales, lo que ayudará a la creación de fuentes de trabajo, a reducir costos de transporte y a la promoción turística.

Anuncios