Agencia Santa Rosa – Un cuarto de hora después del mediodía de ayer, arribó a la ciudad el tren de la Línea Sarmiento, en lo que se espera constituya un servicio semanal. TREN

Medio centenar de personas desafió ayer las inclemencias del tiempo y concurrió paraguas en mano a la vieja Estación de Tren para recibir la formación de tres vagones que partió desde Buenos Aires y que fue el puntapié inicial de lo que será un servicio semanal.

Entre las autoridades que recibieron el tren, estuvo el intendente de la ciudad, Luís Larrañaga y buena parte de sus funcionarios, además del ministro Coordinador de Gabinete, Ariel Rauschenberger, su par de Gobierno, Seguridad y Justicia, Leonardo Villaba, y el de Obras Públicas, Jorge Varela.

Si bien el arribo de la formación estaba previsto para la hora 11.44, se detuvo frente a la Estación 12.15. Hubo aplausos y mucha fotografía, además de algunas banderas argentinas que flamearon bajo la persistente lluvia.

Larrañaga, en un breve contacto con la prensa, indicó que “muchos ciudadanos, los abuelos fundamentalmente, sienten nostalgia de esa época y están hoy disfrutando el arribo del tren”. Expresó que estaba previsto que los adultos mayores que concurren a los Cumelén pudieran participar de esta jornada, pero el mal tiempo imposibilitó ese programa, lo que si es posible se concretará en el próximo arribo de la formación, prevista para el día 10.

El intendente dijo que en principio se habló de un viaje semanal del tren a Santa Rosa, arribando a la ciudad el viernes y partiendo hacia Buenos Aires el domingo, con un costo de 150 pesos “que si comparamos con lo que sale un pasaje de colectivos, todas las familias santarroseñas van a poder viajar con un precio adecuado a Capital Federal”.

Anuncios