Así lo confirmó Javier Thompsen esta mañana en conferencia de prensa brindada en las dependencias del gremio.

Thompsen indicó que en total son 21 empleados los que cesarán en sus labores a partir del día 1 de diciembre, y según indicó, les estarían denegando la indemnización por haber estado precarizados por un tiempo superior a los 20 años.

La mayoría de los trabajadores despedidos son de General Pico, 3 de Santa Rosa y 1 de Toay. Inclusive habría alrededor de 3 o 4 que ya estaban a punto de jubilarse.

Anuncios